jueves, julio 07, 2005

A un costado tu figura imperfecta al otro el vacío o la nada. A la derecha vos, paciencia, comprensión, apoyo, compañía y al otro la sencilla soledad. Miré ambos lados, cansada de pretender ser lo que esperas, me rendí a la soledad, hoy no tengo ganas de tu sonrisa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca elijas la soledad, porque si bien a veces te brinda la mejor comprensión, suele ser cansadora y deprimente.
Siempre elejí a quien esté cerca tuyo.

Lucía dijo...

Gracias..
Realmente me interesaría saber tu nombre.. :)