jueves, noviembre 24, 2005

Recuerdos..

Tirados en el suelo en medio de un montón de pasto, primavera del '86, la recuerdo perfectamente, los Beatles de fondo, tu largo pelo suelto siempre perfecto aunque nunca te peinabas. Siempre descalzos, pensando en estrellas, reencarnaciones y otras cosas. Tu risa, tus besos improvistos, tus frases inconclusas.
Intenté pasar desapercibida cuando llegó el día en que mi mundo utópico se vino abajo, el día en el que decidiste que nuestras guerras eran demasiado y te fuiste al amanecer, luego de una noche eterna. El beso que me robaste dormida, la caricia y la última mirada antes de cerrar la puerta.
Yo esperanzada te esperé hasta el atardecer en la hamaca con el vestido blanco que tanto te gustaba, con tus cigarrillos preferidos en la mano, te esperé aún sabiendo que no regresarías, ni por mis brazos cuando las pesadillas te atormentaban, ni por mis manos sobre tu espalda, ni por el calor de mi cuerpo en las noches de frío.
Tu amor fue puro y profundo, tanto que no soportabas esta simbiosis nuestra.
Soñé miles de noches tu regreso, escribí miles de cartas sin destino, deseé tus dedos caminando sobre mi cintura, besarte una vez más y dormirme a tu lado, sigo extrañándote mi amor.
Y aún después de tantos años creo verte entre la multitud, con una sonrisa y un chocolate en la mano. Ahora notarías arrugas, un cuerpo un poco maltrecho y mi pelo de otro color, pero aún conservo esa mirada que atraviesa tu piel, aún conservo esas manías que te volvían loco.
Apuesto que algunas cosas te invitan a recordarme, serán acaso los jazmines, la lluvia o las estrellas.
Tantos sentimientos caben en este cajón, acá guardo las últimas mariposas que me quedan de vos, una foto descolorida, una canción improvisada y el único te amo que rescaté de un montón de palabras que el viento se llevó.

3 comentarios:

Somewhat Damaged dijo...

Libertad, amor, pérdida, recuerdo...es inevitable cuando vives, inevitable e irrepetible.

D.S. dijo...

Pues no te equivocas estas mas presente que este amanecer tratando de cubrir las llagas por esa ruptura inconsecuente de lo utópico, intento volver pero me arranque puesto que no podía sentirme mas culpable al hecho de presenciar tu mirada, aquella que ensalzaba mi carencia para así convertirme mas que en esas frases inconclusas....

Anónimo dijo...

.Just some peace.