jueves, noviembre 02, 2006

Hermosa


Ahí estaba, inmensa, inmersa, calma, sobre sus pies en una atmósfera casi congelada.
Me quedé paralizada, esperando una reacción que me indicara que todo iba a estar bien.
Me quede esperando que vuelva, como siempre, como ella me acostumbró...
Pero ahora veo, ahora veo... el mundo de ella alcanzó otra dimensión, ya no gira alrededor de mí.
Ahora el mundo aprecia sus alas desplegadas, ahora ella brilla, mi puño no la opaca más.
Y yo, yo intento acaparar un poco de su luz, la persigo, la sueño...
Y le doy mis infinitas gracias a esta mariposa que sobrevivió tormentas y sacrificó alas sólo por verme feliz.

4 comentarios:

Héroe de Leyenda dijo...

Siempre hay que ser agradecido... es algo que no se puede dejar pasar.
BESOS

jorge angel dijo...

sí, cómo no agradecer a esa mariposa.

besos

Anónimo dijo...

Talento descriptivo, estilo fresco, imágenes sugerentes... Lucía, se vislumbra un hermoso porvenir para tí en el mundo de las letras. Aleluya.

Anónimo dijo...

me gusto mucho conocerlos y compartir un par de dias con ustedes la verdad es que son bueno pibes le mando un saludo. y cuando quieran los esperamos en san niclas saludos julian martin y luciano