domingo, diciembre 12, 2004

Mundo egoísta..

Mi alma se convierte en prisionera de un cuerpo lleno de limitaciones...
No quiero verme en un espejo, no soy solo carne y huesos...y al verme solo veo imperfecciones en mi creación...
A medida que crezco y aprendo la vida se torna más difícil. El mundo se vuelve egoísta y destructor.
Mi sensibilidad se agiganta con cada paso que doy.
Me destroza saber que en la sociedad en la que vivo, inocencias son corrompidas por seres miserables que intentan destrozar la pureza de sus almas.
Tantas personas a las que no puedo cambiar, el mundo gira sin importar a quien aplasta…egoísmo puro rebalsando la esencia de la humanidad ¿Dónde se acaba?...solo veo eternidad en ella…
Las fuerzas se me agotan rápidamente y solo me refugio en sueños con ángeles dorados que me acunan en sus gloriosas alas, convidándome con su dulce paz…


1 comentario:

D.S. dijo...

''egoísmo puro rebalsando la esencia de la humanidad''... hermosas palabras, Lucia cuidate.